Cada una de nosotras tiene una necesidad y unas prioridades según el sacaleches, ya que se debe adaptar según nuestro cuerpo. Por ello, de seguro que buscarás el mejor sacaleches barato

Ahora mismo hay mucha tecnología, y los extractores de leche no se han quedado atrás. 

Comprar un sacaleches manual es mucho más barato que los modelos eléctricos. Además, son silenciosos y prácticos para cualquier ocasión, pero pueden suponer un sobre esfuerzo de fuerza, ya que se tiene que bombear continuamente. Los extractores de leche eléctricos son más sencillos y prácticos, ya que un motor se encarga de todo.

Es verdad que los extractores de leches eléctricos es para ocasiones ocasionales. Por ello, existe un extractor doble, es decir, saca leche de ambos pechos simultáneamente, y más práctico para hacerlo de forma regular.

También reduce la mitad del tiempo dedicado a la extracción, uno doble permite una media de un 18% más de leche. 

Es posible que tengas complicaciones y que necesites ir un paso más allá, por ello existen los sacaleches de uso hospitalario, y muchos de ellos se pueden alquilar durante un tiempo. 

Antes de comprar un sacaleches

Pero antes de comprar un sacaleches, es importante elegir el que más se ajuste a las necesidades y al estilo de vida. Y esto también dependerá de la frecuencia con la que se vaya a realizar y según el momento de viaje de lactancia, hay 3 fases:

  • Iniciación: Primeros 5 días.
  • Establecimiento: De 6 a 30 días.
  • Mantenimiento: A partir de los 30 días.

Es importante tener en cuenta en la fase en la que uno se encuentra y las circunstancias personales, las necesidades del bebé y cómo avanza la lactancia y la extracción.

Es verdad que hay una amplia gama en el mercado, pero no todos cumplen con lo que necesitamos, así que no hay que ponerse nervioso y leer el máximo para informarse de cada uno de los productos de los que estamos interesados.