El uso de energía eléctrica se ha convertido en una necesidad. No tenemos idea de lo dependiente que somos de ella. Ya sea desde cosas simples como iluminar nuestro hogar, cargar nuestros móviles, portátiles, tabletas; el funcionamiento del refrigerador en la cocina, entre otros. Para ello necesitamos el uso de grupos electrogenos

Ante una situación de falla eléctrica es mejor estar preparado, si bien si vives en una gran ciudad como Barcelona, las probabilidades de que esto ocurra son bajas, nadie nunca está exento de sufrir un imprevisto.

Entretenimiento

Imagina que estás viendo la final de la Champion league, y ¡puff! se apaga la pantalla, tendrías que correr a casa de un amigo en otra parte de la ciudad donde si haya suministro eléctrico, cuando por fin llegas, ya te perdiste casi la mitad del partido. En cambio, si tuvieras un grupo electrógeno en casa, este se encendiera inmediatamente después del fallo eléctrico y ni siquiera notaste que hubo un percance. No es hasta que termina el partido, que sales de casa y observas que las casas de los vecinos están es oscuras y todo están afuera que entiendes que eres el único en el vecindario con electricidad porque hiciste la inversión en un grupo electrógeno para emergencias.

Responsabilidades

Ahora, estás haciendo la tarea a última hora, tu portátil esta por descargarse, justo conectas el cable a la toma de corriente y diez minutos después todo se apaga. No puedes usar la excusa del apagón con tu profesor, porque no se supone que estuvieras haciendo la tarea en último momento. Pero nuevamente, si tuvieras un grupo electrógeno, esto no ocurriría, terminarías tu tarea, la entregas y todos tus demás compañeros que también sufren de procrastinación que no realizaron la inversión correcta, reprueban la tarea.

Supervivencia

Es común usar gas para las cocinas, pero muchas personas tienen cocinas eléctricas. Lo que implica que en una situación de falla eléctrica no podría cocinar. Si la falla se prolonga por muchas horas este puede no ser el único problema, sino también de la pérdida de toda la comida que estaba refrigerada, carnes, quesos, vegetales, entre otros. Desperdiciar comida es un crimen de humanidad y puede representar una pérdida económica considerable. Con un grupo electrógeno en casa mantendrías todo lo suficientemente fresco para evitar pérdidas lamentables.

Comunicación

Por último, ante una falla eléctrica el poder comunicarte con familiares y amigos es algo indispensable, quieres saber si ellos están bien, quieres averiguar información de la compañía eléctrica para estar enterado del origen del problema y saber en cuanto tiempo planean restituir el suministro eléctrico. Para todo esto necesitas tener tú móvil con batería suficiente, así como tu portátil, los cuales podrías recargar si tuvieras un grupo electrógeno en casa.

Con estas simples razones, creemos que es suficiente para entender que la compra de un grupo electrógeno en casa, más que un capricho es una inversión para casos de emergencia.

Fuente: Generadores Electricos